Yo no como cualquier cosa

El otro día empecé un curso. No a darlo sino a recibirlo :) Resulta que llega la hora del receso, yo llegué muy correcta con mi lonchera donde llevaba mi propia merienda. La verdad que esto es algo tan cotidiano para mí que no noto cómo “se ve desde afuera”, por decirlo de alguna forma.

Yo tranquilamente procedí a sacar – y comer – cada una de las partes que conformaban dicho tiempo de comida, y por supuesto surgió el tema. Confieso que fui casi yo misma la que lo inició, un poco motivada por una latente incomodidad, al estar compartiendo con personas que no conocía ni están enteradas de mis hábitos alimentarios. Sigue leyendo